66-67

Están dando una serie documental sobre unos investigadores privados gringos contratatados por el padre de un mancito desaparecido en la selva de Costa Rica. Lo que logran averiguar los investigadores es que lo mataron, lo descuartizaron y lo tiraron en un delta de un río para que la corriente arrastrara los pedazos y eventualmente se lo comieran los tiburones. Quién lo hizo exactamente, cómo y por qué, y si es posible armar un caso criminal son todas cuestiones debatibles a estas alturas de la serie. Lo que sí está muy claro es que el desaparecido ya no es más desaparecido. De alguna manera, el relato coherente, incluso a falta de pruebas forenses que den prueba, según el cual pasó lo que dicen que pasó, de alguna manera ese relato fue cambiándole el estatus de desaparecido a otra cosa, no está muy claro qué, cambio que da sosiego epistémico y moral a los que lo buscan. Por lo menos tienen un relato triste con un fin. Por lo menos trataron de encontrar qué contarse a sí mismos mentalmente por el resto de sus vidas.

Anuncios

Un pensamiento en “66-67

Comenta esto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s