52-53

Que donde estoy viven como 25 millones, dicen unos. No sé qué diga Wikipedia, la verdad. Me voy a quedar con este conocimiento imperfecto. El caso es que es un voleo de gente muy bravo. Ayer, saliendo de clase de la Universidad, me fui a dar un rodeo por ahí, a comerme una hamburguesita, a parchar por ahí en una manga, a tratarme de meter a un potrerito. Pudiéndome ir de una vez para la casa, me puse más bien en esas. Cuando ya sí me decidí irme para la casa, me topo de frente con Jaime Alberto, un amigo de la época de Medellín. “¡Entonces qué pues, papá!” Ahí seguí perdiendo el tiempo, honrando la casualidad. Luego nos fuimos a conseguir unos fanzines anarquistas y a conseguir unas fotos turísticas para el parcero. Llovió. Tocó escamparse por ahí y esperar tomando tinto. Cuando logramos salir caminando del sitio donde quedamos atrapados, nos fuimos a tomar el bus articulado a un par de estaciones más al norte de la Universidad con la intención de ir al norte a buscar unos mezcales. Luego de tomar el bus, nos dimos cuenta de un revulo policial en dirección sur debido al incendio de un articulado justo una estación más al sur de aquella en la cual abordamos. Otra suerte que hubo que honrar perdiendo el tiempo.

Anuncios

Comenta esto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s