Ya son varios los que se graduaron conmigo del colegio que se operaron la nariz por razones estético-médicas. Hoy vi a uno, y no lo quise saludar porque, bueno, ustedes sabrán, yo de qué putas voy a ponerme a hablar con ese man que hace tanto que no lo veo y que francamente no me importa qué hizo de su vida. Revisando, con el man tengo una foto en la que él me abraza como si fuera el hermano que se va para la guerra. ¿Ese man por qué me quería tanto? ¿Por qué no me importa qué habrá hecho de su vida? Hay un documental sobre la american way of life en la que un man dice, si la memoria no me falla, que uno a la guerra va a matar y no a que lo maten y que por eso uno no tiene por qué pedir disculpas si en la guerra mata a un mancito: era uno o él. Esa es la justificación. Natural. Cuentan que en Ruanda los que ordenaron el genocidio del 94 ordenaron también matar a todos los perros, porque se estaban comiendo los cadáveres, entonces si uno va y ve un perro es o porque tiene mucha suerte o muy mala o en todo caso porque fue uno en un millón, porque allá exterminaron a los perros. El tema es que los perros no ven nada de inmoral en comerse a alguien, más o menos la misma razón por la que uno no tiene que pedir disculpas si mata a alguien en la guerra, o eso es lo que dicen. Yo no sé, porque no estoy de acuerdo con esa filosofía naturalista, pero ahí les dejo para que juzguen ustedes mismos. Este blog no es moralista. Pero piensen en la traición porque tocaba, porque no había de otra, porque las circunstancias me forzaron, porque era eso o me suicidaba porque no iba a vivir con eso, porque yo soy muy hombre, o muy mujer, o también soy humano y tengo impulsos, la rabia digamos, y me quise vengar traicionándote, así que a la puta mierda y no me disculpo con vos. Digo traición por nombrar un caso, hay otros, pero qué pereza enumerarlos. Los lectores de este blog son muy imaginativos y se los imaginarán. Me enseñaron a terminar los párrafos así en un curso de retórica.

Por último, quisiera señalar que no tengo nada en contra de los perros: del reino animal son los que mejor me caen. Con esto tampoco quiero decir que me duela más el exterminio de los perros en Ruanda que el de los humanos. Lo que quería decir era otra cosa, la idea principal del párrafo, hermenéutica, amigos. Hoy en día hay que explicarlo todo.

Anuncios

Comenta esto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s