Sobre una discusión

Ayer en Twitter hubo una pequeña discusión llena de sugerencias interesantes sobre varios temas. Desde mi orilla esa red social, los protagonistas fueron Mario Roberto y Juana. La raíz de la discusión fue un asunto relacionado con un programa de la farándula nacional que no vale la pena que mencione en el que se hablaba de un tema relacionado con la religión. Sea cual sea el origen de la discusión, las afirmaciones y respuestas se movieron en varios niveles relacionados con la ciencia y la religión. Que si Dios existe o que si no, que si negar su existencia es irrespetuoso o no, que si las verdades de la ciencia dejan intocada a la religión o no, que si la verdad de la ciencia está en el mismo nivel de las pretendidas verdades de la religión o no, entre otras muchos asuntos distintos pero relacionados. Mi comentario va en una vía que espero que no se tome como una nueva posición con respecto a ese debate en particular, sino en una que tiene que ver en general con esos asuntos, pero que no toma posición directamente en el debate.

El comentario es el siguiente: creo que sería muy bueno que se tomara más en consideración la función que juegan las afirmaciones en nuestra concepción del mundo que nos rodea. Porque, en primer lugar, el mundo no solamente está poblado de fenómenos naturales como piedras y hadrones, sino también por fenómenos políticos como lo último que hizo el Presidente, artísticos como el poema que Rilke dedica a su propia muerte y fenómenos para los que apenas tenemos nombre como lo que pasó en la masacre de Segovia, Antioquia; y porque, en segundo lugar, el negocio del lenguaje no es solamente una compraventa de afirmaciones, sino también de preguntas, de órdenes, de chistes, de expresiones de sentimientos, etc.; y porque, en tercer lugar, de todas formas en la sección de afirmaciones del negocio del lenguaje no solamente se venden y se compran afirmaciones cuyo objetivo sea mirar a ver si son verdaderas o no.

Los dos primeros puntos creo que son más o menos claros. El tercer punto merece un comentario adicional con relación a la discusión que mencioné al comienzo: a veces, muchas veces, incluso la mayoría de las veces, una afirmación no tiene el objetivo de escrutar el mundo para ver si es verdad o no, objetivo en el que la “comprobación empírica”, o la experimentación científica, juega un rol central. A veces el objetivo de una afirmación es conmover, motivar, poner a pensar, hacer retractar, buscar plata, expresar amor, criticar y —para no usar ningún cliché— muchas otras cosas más. Advertir esto creo que es relevante a la hora de hacer un debate del rol que juegan en la sociedad la ciencia y la religión, porque por lo menos a mí me hace sospechar si lo importante en el debate es quién tiene la razón en el sentido de quién dice la verdad en el sentido de quién hace afirmaciones que son correctas porque dicen cómo es realmente el mundo de las piedras y los hadrones. Depronto en esa discusión la verdad de la ciencia no es importante. Depronto ahí el asunto no es si existe o no existe Dios o si Jesús fue o no producto de un embarazo por obra y gracia del Espíritu Santo. Depronto ahí más bien uno se interese más por cuáles son las esperanzas, las ilusiones, los problemas y los objetivos prácticos de las personas, las instituciones y las sociedades.

(Un comentario sobre el formato de la discusión de la que hablé al principio: en Twitter es muy jodido hacer un debate, porque usualmente uno se gasta muchísimo más espacio expresando lo que tiene para decir. Como las cosas a menudo son muy complejas y cada posición sobre cualquier cosa tiene que hacer bastantes matices siempre, es muy difícil que fuera de la órbita del fundamentalismo se pueda expresar una opinión sobre cualquier cosa en la camisa de fuerza de los 140 caracteres de Twitter. El formato es muy bueno porque obliga a la concisión, pero lo conciso tiene también defectos: puede redundar en ese tipo de superficialidad tan propicio para los malentendidos)

Una escultura del Museo Field de Historia Natural de Chicago que representa lo que la ciencia “es”.

Anuncios

Comenta esto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s