La tesis

Pongo la tesis acá como ritual terápeutico, como para sentir que eso ya se fue para otro lado. Aparte de servir como ejercicio de escritura de un texto académico con alguna extensión que va de un punto a otro con un argumento identificable y de servir de información a algún lector atento que no conozca el debate especializado del que me ocupo ahí, creo que no tiene ningún valor que no sea personal, es decir, ningún valor objetivo, para la academia, para la sociedad, o algo así, en parte porque no estuvo vinculado a una dinámica académica más amplia, ni fue producto de una discusión de algún grupo, ni de nada de eso, y fue más bien resultado de un esfuerzo (casi que exclusivamente) personal que no se nutrió más que de lo que con mis más limitados esfuerzos pude agarrar en el aire de Internet, donde, por cierto, se encuentra información bastante actual y valiosa sobre casi cualquier tema que uno quiera estudiar si tiene la disciplina, la motivación y el tiempo para hacerlo completamente por su cuenta. Hubo cosas que pasaron que sí me ayudaron mucho para crear una especie de modelo de lo que quería hacer: mi estancia en Bogotá, algunos vídeos de Youtube y la estructura y funcionamiento ideal de algunos grupos de investigación que me pareció digna de imitar, por lo que encontré en la red. No me quejo de las condiciones de aislamiento que yo mismo, ahora que miro para atrás, dolosamente provoqué, pero sí creo que la demora en la redacción y los errores del texto se deben en gran medida al desajuste entre expectativas y realidad relativos al proceso de escritura de un texto de esta naturaleza que explora el producto de largos debates cara a cara y dentro de comunidades académicas donde colectivamente hay pensamiento y discusión pero que él mismo no se produce en una dinámica semejante y que, por tanto, puede ser acusado de todos los vicios e ingenuidades de los que un trabajo que no ha sido demolido por otros antes de vuelto a construir por uno mismo puede ser acusado. Al final, creo, lo que me motivó fue la dificultad, una pura, instintiva e irracional curiosidad de ver qué podía salir de todo eso.

Aglunos de los libros de los que leí partes para hacer la tesis, idealizados fotográficamente para poder ser expuestos en el blog.

Algunos de los libros de los que leí partes para hacer la tesis, idealizados fotográficamente de la más apropiada de las maneras para poder ser expuestos en el blog.

Sobre el contenido, solo tengo inseguridades sobre la precisión en la descripción del mecanismo compositivo que en el segundo capítulo trato de construir con la lógica multivaluada solo con un poco más detalle del que se sugiere en el libro en el que lo leí. Sería muy bueno encontrar un crítico duro, decente, agudo y gentil con el que pueda aprender más sobre este tema. Más sobre esto se encuentra en los preliminares de la tesis.

Me llama la atención bastante el cambio que sufrí en el modo de escritura en unos cuantos años. De la primera cosa académica que publiqué a esta hay una distancia gigantesca, debida con toda seguridad a los autores que más leía durante el proceso (hace años autores españoles y ahora casi únicamente autores ingleses o norteamericanos) y a que lo que escribí en ambos casos no viene de mí mismo, sino que se limita a informar sobre temas y autores, y a dejar en un escrito el testimonio de un instante del proceso de mi aprendizaje. Me da algo de pena exponer en público los ejercicios que hago para aprender a escribir pero pues qué, ya qué, ni que fuera tan chimba. Creo que esa falta de autoconciencia en el estilo y en el contenido de lo que escribo es el enemigo que ahora mismo trato de vencer con miras a quién sabe qué otra cosa académica que quién si sabe si escribiré.

Acá está para que descarguen la tesis. No me gusta escribir entradas tan largas, ahí disculparán, les puse una foto para descansar la vista.

Anuncios

2 pensamientos en “La tesis

  1. Hermano, gracias. Su tesis es clara y está bien escrita. Gracias por explicar nociones que todo el mundo parece dar por supuestas. Ese podría ser el “valor objetivo” que usted no ve en su trabajo. No estoy en el asunto de la lógica, y ya estaba pensando que tendría que acudir a un culto iniciático para poder enterarme de algo de Brandom.
    Un saludo muy agradecido.

Comenta esto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s